Circunstancias económicas para conseguir la suspensión de un desahucio
La Ley 1/2013, de 14 de mayo, denominada de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social establece ciertas condiciones de carácter económico que deben cumplir los sujetos que se pueden acoger a la misma para la suspensión del desahucio de sus viviendas y entre las que están las siguientes.

En primer lugar, es necesario que el conjunto de ingresos que obtenga la familia sea menor que un límite impuesto por la ley que consiste en el triple del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples que cada año se publica en la Ley de Presupuestos Generales del Estado. Bien es cierto, que este límite se amplía en algunos casos, por ejemplo, en el supuesto en el que aquel sobre el que recae el lanzamiento tiene parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual, así como enfermedad grave.

Además, se requiere que la unidad familiar sufra una alteración de sus circunstancias económicas, la cual se mide de forma cuantitativa a través del porcentaje de aumento de la carga hipotecaria sobre la renta familiar. El límite es que en los últimos cuatro años este porcentaje sea de más del 1,5%.  


Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información