Si usted observa que la cuota que paga se mantiene fija, es conveniente que revise su contrato. Aun en el caso de que el Euribor haya sufrido variaciones que puedan beneficiarle, podría existir una cláusula que esté limitando la variación del interés.

La dificultad radica en conseguir reconocer estas cláusulas en un contrato extenso redactado con lenguaje técnico, el cual puede resultar complicado de entender.

No obstante, es fundamental tener delante la escritura hipotecaria. Se trata de un documento sumamente importante, que en el caso de que por cualquier motivo no disponga de él, deberá solicitar a la entidad bancaria en cuestión que le proporcione una copia (están  obligados a proporcionársela) o bien tendrá que acudir a la notaría en la que formalizó y firmó la hipoteca y solicitar una copia.

Una vez con la escritura hipotecaria delante, tendrá que realizar un análisis sobre las expresiones utilizadas en la hipoteca por parte de la entidad para lograr identificar las referidas cláusulas.

¿Qué expresiones deben hacer saltar su alerta? Aquellas del tipo:

1) [Límite mínimo del tipo de interés aplicable]
2) [Tipo de interés nominal anual mínimo aplicable]
3) [Límite de variación a la baja del tipo de interés]
4) [El tipo de interés del préstamo hipotecario no podrá ser inferior a]
5) [Límite de la variabilidad]
6) [Se estipula un tipo de interés mínimo en el  X% nominal anual]
7) [El tipo aplicable de interés ordinario en ningún caso será inferior al X%]

Estas son algunas de las expresiones que suelen indicar que se ha incluido una cláusula suelo en su hipoteca.

Por último, decir que dichas expresiones es frecuente que aparezcan dentro de epígrafes como [condiciones financieras], [intereses ordinarios], [tipo de interés variable] o [periodo de interés variable].


Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información