Parece ser que al Tribunal de Justicia de la Unión Europea no acaban de gustarle ciertos aspectos de nuestra legislación hipotecaria. 

En 2013 se aprobó que el plazo para denunciar las cláusulas abusivas de los contratos y evitar desahucios pasaba a ser de un mes. Dicho plazo, no agrada al TJUE. No lo encuentra razonable para preparar e interponer un recurso eficaz, es más, considera que dificulta en demasía el ejercicio de los derechos de los consumidores. Además, de criticar la manera en la que debe efectuarse la notificación (a través del BOE), puesto que considera que no constituye garantía suficiente a la hora de que el consumidor demandado pueda darse por enterado.

Haciendo un poco de memoria, podemos ver como tras la reforma de la Ley Hipotecaria de 2013, se pasaba a permitir demandar en el plazo de diez días desde que se notificara el Auto, cuando se considere que las cláusulas tengan un carácter abusivo, plazo que finalmente tuvo que ser ampliado ya que vulneraba la legislación comunitaria

El problema no parece solucionarse con la ampliación del plazo a un mes, no obstante, aunque no resulte vinculante la opinión del abogado de la corte, es especialmente significativa por sumarse a otra media decena de sentencias firmes negativas contra la legislación hipotecaria española en el ámbito comunitario.

En medio de este escenario, la Comisión Europea está negociando con las autoridades españolas la introducción de nuevos cambios en la norma, sin descartar lanzar un procedimiento de infracción. A la espera de la publicación de la sentencia definitiva, cabe tras este nuevo pronunciamiento soñar con una legislación más justa para el consumidor.




Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información