La subasta de la vivienda
Una de las fases anteriores a la ejecución del desahucio es la subasta. Después de que su abogado conteste a la demanda de desahucio, se anunciará la subasta al menos con veinte días de antelación.

En cualquier momento anterior a la aprobación del remate o de la adjudicación al acreedor, el deudor puede liberar sus bienes pagando íntegramente lo que se deba al ejecutante por principal, intereses y costas. Esto implica que existe una posibilidad de recuperar la vivienda, si se pueden pagar las cuotas impagadas y los intereses de demora, no la cantidad total del préstamo.

¿Y qué puede ocurrir en la subasta? Puede haber un comprador de la vivienda, que se oferta por un 70% del valor de tasación, pero como esto no cubre toda la deuda, el deudor seguirá debiendo al banco lo que falte, quien seguirá reclamando la diferencia. Si no hay ningún comprador a este precio, la vivienda se adjudicaría al 60% de su valor en el caso de que fuera residencia habitual y al 50% si fuera segunda vivienda.

Pero si en cinco años el deudor consigue cubrir el 65% de su deuda, o en diez, el 80%, el banco deberá dejar de reclamar. Si ha recibido una demanda de desahucio, póngase en contacto con nosotros, nuestro despacho en Valencia es experto en la materia y nos ocuparemos de que conserve su vivienda.


Ubicación: Valencia, Valencia, España
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD


Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información