SUSTITUCIÓN FIDEICOMISARIA: LÍMITES EN LOS LLAMAMIENTOS

El problema se ha suscitado al interpretar lo que significa la expresión legal [que no pasen del segundo grado]. Se refiere el legislador a personas que no viven. Por tanto, [segundo grado] es expresión contrapuesta a [personas que vivieren a la muerte del testador].


Interpretarla como sinónimo de [generación], ya que cada generación forma un grado, equivaldría a circunscribir al ámbito familiar la llamada a personas que no viven al fallecer el testador.


La jurisprudencia del Tribunal Supremo ha declarado con reiteración que [grado] ha de entenderse como [llamamiento] o [segunda sustitución], que no se han de limitar al ámbito familiar


Por tanto, que las sustituciones no pasen el segundo grado es equivalente a que no son admisibles más que dos llamamientos sucesivos en favor de personas que no viven al abrirse la sucesión del causante.


La llamada al fiduciario no agota ninguno porque el fiduciario no es más que un instituido. no un sustituto.


INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE